#Lady_Camaro está libre y pide disculpas

Guadalajara, Jalisco.- Tras permanecer más de seis meses en la cárcel de Jalisco, Keila ha recuperado su libertad y señala estar dispuestas a llegar a un acuerdo con las 14 personas que resultaron afectadas por la embestida que realizó con su auto contra los espectadores de las carreras clandestinas que tuvieron lugar la noche del 27 de diciembre del 2019 en calles del municipio de Zapopan.

Tras días de no saberse nada de la conductora del automóvil Camaro, color rojo, que quedó abandonado a unos metros del estadio Akron, finalmente el 6 de enero la joven dio la cara y se presentó ante la Fiscalía de Jalisco en compañía de su padre y un abogado, el cual llevaba un amparo para impedir su arresto.

Fue hasta el 21 de enero que la Fiscalía de Jalisco notificó que la joven ya apodada como «Lady Camaro» debería pasar al menos seis meses en prisión preventiva tras haber sido vinculada a proceso por tres delitos y tener el antecedente de esconderse de las autoridades policiacas durante los primeros días de la investigación.

Los delitos por los que Keila fue imputada fueron: homicidio, ya que un joven perdió la vida al ser atropellado; lesiones, por las otras trece personas que resultaron con lesiones; y daños en las cosas, por las afectaciones que ocasionó a otros vehículos que estaban estacionados en el Circuito JVC, que se encuentra a escasos metros del estadio de futbol denominado Akron o popularmente conocido como el estadio de las Chivas del Guadalajara.

Las condiciones para que se le otorgara la libertad condicional que le puso el juez fue que retomara sus estudios, que tuviera un trabajo, que acuda cada 15 días ante las autoridades penitenciarias a firmar y además tiene prohibido salir del estado.

Hoy tras poco más de una semana de haber recuperado su libertad, Keila por fin ha hablado ante la prensa y aprovechó los micrófonos para pedir una disculpa a las personas que afectó y a las familias de estos.

Dijo Keila y confesó que aún se siente «medio incómoda» ya que el proceso penal aún no acaba para ella a pesar de que ya no está tras las rejas y confesó que quisiera que «ya se hubiera terminado», no obstante, confiesa que el estar en la cárcel le ha hecho revalorar a las personas y las acciones.

De las 14 personas que se vieron afectadas, 9 ya han llegado a un acuerdo con la familia de Keila, la cual ha tenido que pagar cerca de 873 mil pesos para reponer los daños ocasionados, de estos 308 mil pesos corresponden al Regino, uno de los jóvenes que se vieron más afectados durante el atropellamiento, pues estuvo en estado de coma durante un mes y aún continúa en rehabilitación para recuperar por completo su movilidad.

Entre el resto de las víctimas que aún continúan en negociaciones mediante procesos alternativos a lo penal, destacan los familiares del joven fallecido, los cuales están solicitando a Keila cerca de cuatro millones de pesos como reparación del daño.

Al respecto Keila dijo «Estoy intentando arreglar todo de la mejor manera» y añadió que hoy prefiere dar la cara «para que no se cometan errores o no se digan cosas que no son ciertas».

Pero, de no llegarse a un acuerdo entre las víctimas y la joven imputada, sería un juez quien deberá fijar el monto monetario que Keila deberá pagar a las partes afectadas, no sin antes que ella acepte ante la corte los daños que ocasionó al manejar de manera descontrolada su Camaro rojo durante aquella fría y triste noche de diciembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest