Le queda poco tiempo de vida y decide casarse para ser feliz

La historia de Chase Smith y Sadie Mills ha recorrido el mundo; ambos con 18 años de edad, decidieron unir sus vidas en matrimonio luego de que a él le informaran que tenía pocos meses de vida, ya que padece un tipo de cáncer llamado sarcoma de Ewing.

Chase, originario de Indiana, Estados Unidos, padece de esta enfermedad desde que tenía 12 años de edad; sin embargo, tras años de tratamiento las cosas se complicaron y ahora su esperanza de vida es de solamente 5 meses.

El joven, consciente de la situación, decidió cumplir algunos de sus sueños pendientes un poco más de prisa, así que le pidió matrimonio a Sadie, su novia con quien tenía un tierno romance desde hace ya tiempo.

“No hemos estado el uno sin el otro más de un día o dos desde nuestra primera cita. Lo más importante del mundo para mí en este momento es pasar todo el tiempo posible amando y riendo. Vivir la vida al máximo y disfrutar de cada momento.”

Solo bastaron cuatro días para que las familias organizaran la boda, y así, finalmente el pasado 29 de abril lograron conciliar su amor para toda la eternidad, justamente en el lugar donde se dieron su primer beso, en el patio delantero de la casa de Sadie.

Chase, quien vestía un elegante traje azul marino, no pudo contener las lágrimas al ver a su amada vestida de blanco entrando al altar.                                                                                                                           

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest