Una adolescente murió por ingerir su propio cabello

Coahuila.- Una adolescente de 15 años falleció por ingerir de forma compulsiva su cabello. De acuerdo al dictamen de la Fiscalía de Justicia del Estado de Coahuila, la joven Katia Jatziri padecía tricotilomanía, también conocida como tricofagia o “síndrome de Rapunzel”.

Se intuye que la joven inició esta práctica desde la infancia, pues la cantidad de cabello que obstruía su intestino, casi un kilo según la autopsia,  equivale a la que podría consumirse en 10 años.

Previo a las investigaciones, los padres, radicados en Monclova, interpusieron una demanda contra el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por negligencia médica, argumentando no haber recibido atención oportuna.

No obstante, ante los resultados de la autopsia, los padres podrían enfrentar también cargos por omisión de cuidados ya que la adolescente pesaba apenas poco más de 20 kilogramos y el IMSS declaró que su primera acción cuando la joven llegó a consulta fue aplicar un tratamiento para elevar sus plaquetas.

La Tricotilomanía es la compulsión por jalar o retorcer el cabello, lo que provoca su pérdida y quienes lo padecen son incapaces de controlar esta acción. El llamado “Síndrome de Rapunzel” es una condición secundaria de esta afección nerviosa.

El cabello es afectado por parches a lo largo del cuero cabelludo, provocando un aspecto desigual en la cobertura y grosor del pelo. La persona puede incluso atentar contra otras áreas de cabello, como las pestañas, cejas y el vello corporal. Los síntomas tienden a aparecer antes de los 17 años y están asociados a padecimientos como depresión o ansiedad.

Quienes lo padecen sufren de dolor abdominal, náuseas y vómito; debilidad, pérdida de peso, estreñimiento o diarrea, todo debido a la incapacidad de su estómago y colon de retener o procesar alimentos por la obstrucción ocasionada por el cabello.

Para su diagnóstico es necesaria una endoscopia, ya que por lo general los pacientes niegan u ocultan la práctica tricofágica y las grandes masas abdominales suelen confundirse con cáncer.

Un comentario sobre “Una adolescente murió por ingerir su propio cabello

  • el 16 enero, 2019 a las 4:43 pm
    Permalink

    Pobre chica y k mal de sus padres k no están al pendiente de sus hijos

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest